Vidroplano
Vidroplano

Cómo funciona

Português Espanhol Inglês Espanhol Image Map

Anualmente, producimos el Panorama Abravidro, el único estudio económico y productivo de nuestro sector en Brasil. Para accesar el estudio, haga clic aquí.

A seguir, presentamos un resumen del material, con la operación de la cadena productiva del vidrio, los últimos números del segmento, y también un resumen de la historia del vidrio em Brasil.

Cadena productiva del vidrio
cadeia_produtiva_final

 

 

 

Capacidad de producción de las usinas de base nacionales (t/día)
Capacidade de producao_esp

Fuente: declarações de las compañías

 

 

 

Los números de la industria de transformación de vidrios planos en Brasil
Industria de transformacao_esp


 

Fuente: Panorama Abravidro 2016

 

La historia del vidrio

Siempre que hablamos de los vidrios, los fenicios son los primeros a se destacar. La leyenda cuenta que algunos fenicios, al desembarcar en la costa de la Siria, establecieron el campamento y construyeron un fuego en arena, huesos y salitre. Poco tiempo después, un líquido brillante goteaba del fuego y se solidificaba rápidamente.

Mismo con esa historia, los fenicios no deben ser los únicos que recibirán la gloria. En el Antiguo Egipto, arqueólogos encontraran el material en las formas de perlas de vidrio colorido, collares, pendientes y botellas sopladas.

En la definición internacional, vidrio es “un producto inorgánico, de fusión, que se enfrió hasta alcanzar la rigidez, sin formas cristales”.

Não importa la verdadera nacionalidad de los descubridores.

Las primeras técnicas utilizadas en vidrio eran extremadamente primitivas. Con el tiempo, otros fueron surgiendo. Alrededor de 200 a. C, una de las técnicas más utilizadas hacía uso de un palo o caña de soplado. Esta práctica fue uno de los responsables por el avance y la mejora de las industrias de las industrias de vidrios.

El paso del tiempo hizo que los vidrieros descubriesen nuevas posibilidades en la fabricación de vidrio. Después de la “innovación” del vidrio hueco (soplado), llegó el vidrio plano, que se utiliza principalmente para las vidrieras de las iglesias y catedrales.

En el siglo 12, en la época de las Cruzadas, en Venecia, Italia, Murano (isla cerca de Venecia) se convirtió en el principal fabricante de vidrio con diferentes tipos de composición. Murano alcanzó la fama mundial en los cristales y espejos que fabricaba.

En el Renacimiento (siglo 17), hubo una caída en la producción de vidrio. Artesanos italianos emigraron a Alemania y comenzaron a fabricar un vidrio verdoso. En el siglo 18, Francia también había mejorado las técnicas utilizadas. El rey Luis XIV y el ministro Colbert reunieron algunos de los mejores maestros en el arte del vidrio y crearon una empresa, Saint-Gobain – actualmente, es una de las más importantes empresas privadas del mundo.

El siglo 20 trajo los grandes descubrimientos. El belga Émile Fourcault inventó un proceso mecánico responsable por el estiramiento de la masa del vidrio. El método utilizaba pinzas, que suspendían la masa, para mantenerla verticalmente a 20 m en altura para recibir el corte. También desde el siglo 20, la industria del vidrio se ha desarrollado con la introducción de hornos continuos y equipos semi o totalmente automáticos.

Los años 1930 y 1940 se destacaron en el siglo pasado, cuando los principales fabricantes utilizaron el método Libbey-Owens, indicado para la producción de vidrios estirados debido a la facilidad de manejo y precisión de corte.

La historia del vidrio caminó a largos pasos para la fabricación de vidrio plano, con el desarrollo y técnicas científicas de nuevos procesos.

Las primeras piezas de vidrio fueron traídas a Brasil por Pedro Alvares Cabral en 1500, que dio collares y rosarios a los indios. Después, en 1549, Tomé de Souza realiza el trueque con los nativos: él intercambió una gran cantidad de espejos por palo Brasil.

Entre 1624 y 1635, los invasores holandeses entraron en Pernambuco y cuatro artesanos abrieron la primer taller de vidrio del país, para fabricación de vasos, frascos y ventanas. Sin embargo, la salida de los holandeses del país hizo la taller ser cerrada.

Desde entonces, ha pasado mucho tiempo para que el vidrio tuviese origen brasileño de nuevo. La llegada de la Familia Real Portuguesa, en 1808, desencadena la producción de muchas cosas hasta entonces desconocidas en el país o importadas. En 1810, Francisco Ignácio de Siqueira Nobre recibió una carta de autorización del regente D. João y inauguró la primer productora de vidrio en Brasil, la Real Fábrica de Vidros da Bahia, en Salvador, que duró hasta 1825.

En 1861, en la primera Exposición Nacional de Productos Naturales y Industriales, el vidrio apareció en forma de botellas, frascos y cuencos de lámparas. Poco después, en 1882, se creó la segunda industria brasileña de vidrios, la Fábrica Esbérald – Companhia Fábrica de Vidros e Crystaes, una productora de envases. En 1885, São Paulo ganó la empresa Companhia Vidraria Santa Marina. Las dos fábricas han comenzado el éxito completo del vidrio.

Después de 57 años, un empresario portugués fundó la Companhia Vidreira Nacional, Covibra. Al mismo tiempo, Santa Marina creó la ompanhia Paulista de Vidro Plano (CPVP), que se convirtió en socio de Covibra para reducir la competencia. Más tarde, la fusión de las dos empresas dio lugar a la creación de Indústrias Reunidas Vidrobrás, a principios de 1950.

A principios de la década de 1950, comenzaron a surgir las primeras grandes compañías de vidrio en Brasil, como la Sebastião Pais de Almeida, que tuvo control de 60% de la distribución nacional. La década de 1950 marcó la gran demanda de vidrio en la industria del mueble y de la construcción.

En 1951, la pequeña compañía Santa Lúcia Cristais entró en funcionamiento. Diez años después, la fábrica inauguró la sucursal Vidros Blindex. En 1962, Santa Lúcia comenzó a operar en São Paulo, en Caçapava, con la Companhia Produtora de Vidro (Providro).

A principios de la década de 1960, había tres principales fabricantes de vidrio: Providro, Santa Marina y la UBV (Unión Brasileña de Vidrios), compañía establecida en São Paulo en 1957. Estas empresas dominaban la industria hasta mediados de la década de 1980.

Juntas, la inglesa Pilkington y la francesa Saint-Gobain crearan Cebrace en 1974, en São Paulo. Actualmente, la joint venture tiene plantas en Caçapava y Jacareí, São Paulo, así como en Barra Velha, Santa Catarina.

En 1998, la multinacional Guardian de EE.UU. instaló su planta en Porto Real, Río de Janeiro. Posteriormente, la empresa construyó una planta en Tatuí.

Recientemente, en 2013, otra multinacional, la japonesa AGC, construyó su fábrica en Guaratinguetá, São Paulo.

Por último, Vivix, primer fabricante con capital 100% nacional, inauguró una planta en Goiana, Pernambuco, a principios de 2014.

Básicamente, hoy Brasil tiene seis industrias de suministro de vidrio: AGC, Cebrace, Guardian, Saint-Gobain Glass, UBV (Unión Brasileña de Vidrios) y Vivix. Productoras de vidrio flotado e impreso, estas empresas son responsables por la producción de 6.950 toneladas de material por día.

Asociaciones
Sindicato del Comercio Mayorista de Vidrio Plano, Cristales y Espejos: creado durante la década de 1950, en Río de Janeiro y São Paulo. Fueron las primeras entidades en Brasil en defensa del segmento de distribución;

Asociación Técnica Brasileña de las Industrias Automáticas de Vidrio (Abividro): creada en 1962, es la representante de los fabricantes de vidrio en general;

Asociación Brasileña de Distribuidores y Procesadores de Vidrios Planos  (Abravidro): nacida en 1990, defiende los ideales, las asociaciones y los proyectos y promueve eventos dentro del sector.



Newsletter

Cadastre-se aqui para receber nossas newsletters